Deportes

Padrinos de lujo para la cantera del Unicaja

Esta semana los entrenamientos de cantera que se celebran cada día en el Pabellón de Los Guindos van a empezar a recibir unas visitas especiales. Los jugadores del primer equipo del Unicaja van a asistir a los entrenamientos de los equipos de formación del Club, apadrinando cada jugador a un equipo de cantera hasta final de temporada.

Comienza una bonita iniciativa que vinculará a los jugadores del primer equipo con los equipos de la cantera que cada día entrenan en el Pabellón de Los Guindos. Cada jugador del primer equipo (o dos) será el padrino de un equipo de cantera, acudiendo a sus entrenamientos y participando en los ejercicios para la mejora técnica y táctica de los chicos y chicas en formación, con la intención de favorecer la identificación con el Club y ayudar a motivarles en su trabajo diario.

Los padrinos de los equipos son los siguientes:

Preinfantil Femenino          Dani Díez / Viny Okouo
Preinfantil Masculino          Adam Waczynski
Infantil Masculino                Sasu Salin / Carlos Suárez
Infantil Femenino                Gio Shermadini / Morgan Stilma
Cadete 03 Masculino          Alberto Díaz
Cadete 04 Masculino          Dragan Milosavljevic / Ryan Boatright
Cadete 03 Femenino           Jaime Fernández
Cadete 04 Femenino           Kyle Wiltjer
Junior Femenino                  Mathias Lessort
Junior Masculino                  Brian Roberts

Ayer martes comenzaron los primeros turnos y la experiencia no pudo ser más positiva para todos. Los jóvenes se sorprendieron y disfrutaron de una visita muy especial y los profesionales se adaptaron perfectamente al trabajo y comprobaron el nivel de los canteranos.

Alberto Díaz lo vivió especialmente porque hace unos años, él estaba en el otro lado, el del joven que mira con admiración a su ídolo, y disfrutó dando consejos y haciendo más cercano el primer equipo a, en su caso, los cadetes de primer año.

Waczynski también disfrutó mucho al trabajar con los niños del Preinfantil masculino y ver cómo los chicos le escuchaban atentamente y las ganas que tenían de aprender. Igual que Salin que comprobó que a estas edades se aprende todo más rápido y que hay muchos chicos con un nivel técnico alto. A Carlos Suárez, los jugadores de su equipo intentaron meterle alguna canasta por la espalda, hacerle un “crossover” o ponerle un tapón, aunque no fue fácil.

Durante el resto de la semana, los demás jugadores irán pasando por las pistas de Los Guindos para entrenar con todos los equipos de cantera, masculinos y femeninos, en esta bonita experiencia que tendrá continuidad hasta final de temporada.

mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *