Deportes

Ortega: «Ha sido la medalla más difícil de mi vida, sabe a oro»

El atleta español Orlando Ortega se ha referido al bronce conquistado en el Mundial de Doha como la «más difícil» de toda su vida, un sufrimiento por la espera que hace que le sepa a «oro», al tiempo que ha explicado que no tiene «nada que hablar» con el jamaicano Omar McLeod y que está «supermotivado» para preparar los Juegos Olímpicos de Tokio.

«Ha sido la medalla más difícil de mi vida, pero estoy contento y súper orgulloso. Es mejor una medalla que nada. No se sabía nada hasta última hora, todo fue muy difícil, pero al final he conseguido esta medalla que sabe a oro por todo este trayecto», dijo Ortega ante la prensa nada más aterrizar este lunes en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

«Ojalá no vuelva a repetirse algo así en mi vida porque pasé casi 24 horas sin poder pegar ojo y con poca alimentación porque tampoco tenías ganas de comer», añadió el hispano-cubano, recordando aquellas «tristes primeras horas» en las que parecía que se iba a quedar sin subir al podio.

De hecho, nada más acabar la carrera pasó «cuatro o cinco horas sin ver las imágenes». «Fue algo difícil porque no salía de mi mente lo que había pasado. Era algo que no estaba en mis manos, fue triste y sumamente duro, pero he logrado pasar página rápido. Ya estoy pensando con muchas ganas y mucha ilusión en Tokio», transmitió.

En cuanto a Omar McLeod, el rival que le obstaculizó y le impidió pelear por el oro, detalló que no ha «tenido la oportunidad de hablar con él». «Si nos volvemos a ver las caras en alguna competición no tendré nada que decirle. Si él quiere hablar algo conmigo siempre tengo las puertas abiertas, nunca he tenido problemas con ningún compañero. Lo que pasó se queda en la pista. Obviamente me quedo muy dolido porque podría haber sido un resultado mejor», reconoció.

Tras dar las gracias a la RFEA por sus reclamaciones que acabaron conduciendo el bronce en el Mundial y también «a toda España por estar ahí apoyando en cada momento», Ortega recalcó que «este deporte es muy sacrificado».

«HE ESTADO MÁS RESENTIDO PORQUE ERA UN MUNDIAL»

«Y para mí mucho más porque estoy prácticamente solo, mi familia está muy lejos y es casi imposible que pueda tener su apoyo día a día. Podemos hablar por teléfono o por correo, pero han sido muchas horas de sacrificio y por eso he estado más resentido, era todo un Mundial», recordó.

A nivel colectivo, el vallista alabó el «papel súper» realizado por España en Catar. «Estoy seguro de que, aunque muchos como yo no estamos del todo conformes con el resultado, todos dimos lo mejor por España. Hemos mejorado la actuación de Londres y eso es algo muy importante. De cara a los Juegos de Tokio tenemos una selección maravillosa y joven con muchas ganas de luchar por los objetivos», arengó.

Además, Ortega también se refirió a las «condiciones muy duras» que sufrieron los atletas. «Hacía mucho calor y había muchos cambios de temperatura cuando entrábamos a un hotel o un autobús tenían el aire acondicionado a tope. Lo más impresionante era el golpe de calor que te daba cuando salías del hotel. Pero no había más, había que competir así, no podíamos hacer otra cosa», se resignó.

Dentro de estas peculiaridades del campeonato, el deportista de Artemisa añadió que «se ha echado mucho de menos al público». «Yo soy de los que le gusta correr con mucho público y al principio fue como si no se supiera lo que pasaba. Con el paso de los días se fue llenando el estadio y las últimas jornadas fueron muy bonitas», concluyó.

mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *