Deportes

Ilusión para empezar la Copa

El Unicaja buscará hoy en su debut en la Copa del Rey el pase a semifinales frente al Casademont Zaragoza (21:30 horas, #Vamos). El equipo intentará, en su 20ª participación en el torneo, repetir la gesta de 2005 y, para ello, presenta una serie de motivos para ilusionarse. ¡Te los presentamos!

¡Llegó la hora del Unicaja en la Copa del Rey! El conjunto entrenado por Luis Casimiro luchará a partir de esta noche, a partir de las 21:30 horas en el Martín Carpena (retransmitido por #Vamos y Unicaja Baloncesto Radio) para lograr su segundo entorchado en el torneo. No será fácil, pero te damos algunos motivos para ilusionarnos. ¡Aquí los tienes!

Máxima igualdad contra el Casademont Zaragoza

Unicaja y Casademont Zaragoza se han enfrentado en 21 ocasiones en Liga Endesa, con un balance muy igualado: 10 victorias para malagueños y 11 para zaragozanos. Además, permanece en la memoria el único enfrentamiento de los dos conjuntos en la Copa del Rey, resuelto a favor de los maños en 2014, por lo que existen ganas de revancha.

Un candado atrás… y adelante

El equipo llega a la Copa del Rey siendo la segunda mejor defensa de la Liga Endesa, encajando únicamente 77.33 puntos de media por partido. Todo fruto de un gran despliegue físico atrás que le permite, además, ser el cuarto conjunto de la liga en recuperaciones (7.5).

No queda ahí la cosa, ya que, a nivel reboteador, se trata del tercer mejor conjunto de la competición, con 12.1 rebotes ofensivos por partidos. Un seguro bajo los aros en ataque que permite nuevas opciones.

Fiabilidad en el tiro libre

Pocos equipos rentabilizan mejor las faltas recibidas que el Unicaja. Es el quinto equipo de la Liga Endesa que más faltas recibe, con 20.9 señalizadas por encuentro. Ello propicia que anote hasta 16.1 tiros libres por choque (tercero), con un porcentaje del 79.2% (cuarto). Todo un seguro desde el la línea a 4.60 m.

El recuerdo de Zaragoza

En la memoria de los aficionados queda la conquista de la Copa del Rey del Unicaja, la de Zaragoza en 2005. En ella, el Unicaja se clasificó agónicamente en la jornada del corte tras una irregular primera vuelta. Sin embargo, una vez llegó el torneo, fue capaz de sobreponerse a un correoso Etosa Alicante (62-79) en los cuartos, imponerse en semifinales al Pamesa Valencia (82-90) y, en la final, llevarse el título tras doblegar al Real Madrid (80-76) contra pronóstico. Una situación que el equipo confía en repetir tras su gran éxito 15 años atrás.

 El capitán conoce el camino

A pesar de que haya hasta 7 jugadores que debutarán en esta edición de la Copa del Rey, existe uno que conoce el camino para conseguirla: Carlos Suárez. El capitán la logró en 2012 cuando militaba en las filas del Real Madrid tras vencer al Regal FC Barcelona en la propia Ciudad Condal (74-91). A nivel internacional, otros tres jugadores han ganado formatos similares. Son los casos de Adam Waczynski, que la levantó con el Trefl Sopot polaco en 2012 y 2013; Deon Thompson, quien la logró en Eslovenia (2012), Alemania (2013) y Serbia (2017); y Axel Toupane, que se hizo con ella en Francia (2015) y en Lituania con el Zalgiris (2018).

A romper la maldición del anfitrión

No hay mal que cien años dure. Esa es la premisa que existe en la plantilla, que buscará romper el maleficio que históricamente se ha cebado con el anfitrión de la Copa del Rey. Bajo el actual formato, únicamente el TAU Vitoria en 2002 fue capaz de lograrla con el amparo del Buesa Arena. Del mismo modo, Unicaja intentará pasar a semifinales del torneo por primera vez en el Carpena, algo que no logró en las tres ocasiones previas que Málaga organizó el evento (2001, 2007 y 2014). La comunión entre el Unicaja y el Factor Carpena, fundamental.

mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *