Ciencia y Tecnología

La alarma es el mejor método de protección

La clave para sentir que la casa está segura

Alarma para hogar

Llega la época de las vacaciones y muchas casas se quedan vacías, y los amigos de lo ajeno lo saben. Para evitar robos, hurtos y ocupaciones por causa de dejar la casa desprotegida lo mejor es instalar un sistema de alarma que nos permita irnos a descansar unos días con la tranquilidad de que la casa está vigilada y que podemos hacer el seguimiento desde el móvil o la tablet.

La tecnología ha avanzado muchísimo en esta línea y nos ayuda a sentirnos más seguros de manera cómoda; y actualmente podemos elegir entre alarmas para casa muy sencillas de instalar y de manejar, y súper eficientes con precios además asequibles a todos los bolsillos. Comprar una alarma para proteger el hogar es una buena inversión y compensa hacerlo con una empresa seria y profesional que esté especializada en el sector.

Cómo elegir el tipo de alarma

Una de las opciones más populares son las cámaras de vigilancia interior que funcionan con conexión wifi. Tienen detección de movimiento que envía una alerta al teléfono móvil desde el que se controlan y ofrecen luz infrarroja y visión nocturna (algunos modelos captan imágenes nítidas incluso a diez metros de distancia en plena noche). Otras tienen incluso la opción de ampliar el zoom de la imagen, y hay modelos que incluyen un ángulo de rotación de la cámara e incluso sirena de alarma que de aviso ante un movimiento sospechoso. Y las hay con audio bidireccional, que permiten escuchar la casa o comunicarse con quien esté en ella.

La elección estrella es la alarma autónoma, que vincula detector de apertura con detector de movimiento y tiene sirena de alarma integrada. Se trata de una alarma que puede desde accionar automáticamente la luz de una zona hasta recibir un aviso cuando una puerta o ventana se abre. Las hay que aportan también accesorios como detector de fuga de agua o detector de humo. Todo depende del presupuesto con el que contemos, y la mejor opción es la que más se adapta a nuestras necesidades de control cuando estamos fuera de casa.

Porque hay para todos los gustos. Otra vertiente es la del videoportero que envía una alerta cuando alguien llama a la puerta, por lo que se puede controlar a los visitantes e incluso hablar con ellos desde cualquier lugar.

Hay cámaras que son de vigilancia exterior, que muestran una visión clara con gran angular. La principal diferencia es que pueden estar a la intemperie y tanto el micrófono como la cámara están preparados para resistir la meteorología.

Amenazas de seguridad

Dejar la casa segura cuando nos marchamos es una de las preocupaciones más comunes. Es normal sentir una cierta intranquilidad sobretodo cuando vamos a salir de viaje, y los sistemas de seguridad han demostrado tener un gran poder disuasorio ante quienes se están planteando cometer un robo. De hecho hay alarmas ficticias, que aunque no cumplirían su función real porque sólo recrean una alarma de verdad, se ha demostrado que pueden llegar a hacer cambiar de idea ante la duda. Una ventaja añadida es que habitualmente la póliza del seguro del hogar es más económica si se dispone de un sistema de alarma.

Muchas personas instalan una alarma cuando ya han tenido una mala experiencia, y cuando se trata de nuestro hogar es mejor prevenir que lamentar tanto si se viaja sólo por vacaciones, se viaja con frecuencia o simplemente se pasa gran parte del día fuera de casa. De este modo podremos disfrutar del tiempo de relajación sin la preocupación de que la casa está desprotegida.

 

 

tags
mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *