Deportes

Gran éxito del juez Emilio Calatayud en su ponencia en el ciclo Aula Abierta

Un ponente de prestigio ha sido el segundo protagonista del "Aula Abierta Unicaja Baloncesto", que cuenta con la colaboración de la Fundación Unicaja. Emilio Calatayud, abogado, escritor, magistrado y juez de menores de Granada, ha propiciado el lleno en el Pabellón de Los Guindos con más de 800 asistentes que han escuchado la charla "La educación en valores". La primacía de los estudios y el respeto han sido aspectos que Calatayud ha querido destacar para una correcta formación de los más jóvenes durante la hora y media de la ponencia.

«Aula Abierta Unicaja Baloncesto» ha tenido en la tarde del jueves su segunda clase magistral. Si uno de los mejores entrenadores del deporte nacional, Toni Nadal, fue el que inauguró esta iniciativa que cuenta con el apoyo de la Fundación Unicaja, su segundo protagonista no ha sido menos. Emilio Calatayud, magistrado de menores en Granada, ha propiciado el lleno absoluto en el Pabellón de Los Guindos con una charla titulada «La educación en valores».

En este acto han participado Mario Bárbara, coordinador del Área de Salud del Unicaja Baloncesto y Director de «Aula Abierta» que ha ejercido como maestro de ceremonias, y Juan Medina, asesor jurídico del Club que realizó la presentación de Emilio Calatayud. El juez se ha convertido por méritos propios en un referente para padres y docentes por su clarividencia en el trato con los jóvenes, siendo muy populares sus castigos ejemplares y formativos en su tribunal de menores.

En la conferencia, titulada «La Educación en Valores», Emilio Calatayud ha abordado temas como el respeto, la importancia de los estudios y la respondabilidad individual para la formación de nuestros jóvenes. Sin dejar de lado el papel que pueden y deben desempeñar padres, docentes o entrenadores, este último en el caso del deporte.

Así, el juez Calatayud indicó que a pesar de que España es un país seguro «hay un delito que sube, que es el maltrato de los hijos a sus padres. Se habla de derechos, pero también hay unos deberes para los chavales que deben cumplir». Además, ahondó en la necesidad de aceptar el triunfo y el fracaso: «Lo más importante en esta vida es aprender a ganar, y, sobre todo, aprender a saber perder; hay que aprender de las derrotas».

La educación fue uno de los pilares sobre los que giró la charla, ya que, a ojos del juez de menores, «los niños tienen que estar en la escuela, estudiar, y si suspenden no pasa nada: los suspensos son consustanciales. La educación abre la ventana a la libertad». A su vez, alertó sobre los peligros que proceden «de una droga que hace mucho daño, que es el juego y las casas de apuestas».

También habló de los móviles como un elemento adictivo y que puede acarrear muchos problemas si no se controla. Según dijo «el móvil es un instrumento para cometer delitos, como el acoso, contra la intimidad, contra el honor, amenazas… y también es un instrumento para ser víctima de un delito» y destacó el caso de una madre americana que hizo un contrato con su hijo con las condiciones para poder usarlo.

Los asistentes, más de 800, han disfrutado de una ponencia muy amena que fue interrrumpida en muchas ocasiones por risas o aplausos ante los ejemplos muy gráficos con los que el juez ilustraba sus argumentos.

Ha sido un honor para el Unicaja Baloncesto poder contar con una persona del calibre de Emilio Calatayud en esta segunda conferencia de «Aula Abierta», que cuenta como siempre con el apoyo de Fundación Unicaja. La cercanía con la sociedad malagueña es una obligación para el Club y con «Aula Abierta» se quiere ayudar a no olvidar que la formación deportiva y la formación personal de los más jóvenes siempre deben ir de la mano.

mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *